martes, 19 de septiembre de 2017

Comenzando el curso 2017-2018

El pasado domingo comenzábamos el curso 17-18 con la incorporación de 21 nuevos colegiales al Tomás Luis de Victoria, que llegaban . Tras la bienvenida del equipo directivo celebramos junto con las familias de los nuevos colegiales la Eucaristía para que el Señor acompañe nuestros pasos en el caminar de estos próximos meses. Tras ello, pudimos compartir juntos la comida en el comedor del Colegio Mayor.

Al final de la tarde llego el momento de la despedida de los padres y el comienzo de la aventura de los nuevos colegiales en la que esperamos sea su segunda familia.

Están siendo unos días de mucha convivencia, con juegos de mesa, deporte, excursiones para conocer Salamanca con el objetivo de crear lazos entre los nuevos colegiales y de éstos con los más mayores.

¡Bienvenidos a vuestra casa!


 

sábado, 13 de mayo de 2017

FELICIDADES A LOS NUEVOS GRADUADOS


El sábado pasado celebramos por todo lo alto la graduación de Álvaro Martín Pinzolas y de Javier Álvarez Alba, que estuvieron arropados por sus familias, por los colegiales y también por un nutrido grupo de antiguos alumnos. Desde aquí queremos darles la enhorabuena y desearles lo mejor en esta nueva etapa de sus vidas. Recordad que el Tomás siempre será vuestra casa.

 

miércoles, 22 de marzo de 2017

PREGÓN DE LA SEMANA SOLIDARIA 2017

Bienvenidos y gracias por estar aquí esta tarde.
Lo nuestro de hoy no es una protesta ni tampoco una manifestación; lo nuestro es un encuentro, una presentación, el pregón de una actividad absolutamente consolidada que cada año organiza la Asociación de Centros Universitarios de Salamanca, CUDESA: la Semana Solidaria.

            Sin embargo, aunque llevemos mucho tiempo celebrando esta actividad,  es la primera vez que salimos a la calle y hemos querido hacerlo precisamente para compartir con toda Salamanca algo que merece la pena ser pregonado: el valor de la solidaridad, el valor de una juventud solidaria, el sueño de que un mundo mejor es posible. Todos los jóvenes que nos hemos reunido aquí tenemos algo en común, somos universitarios que vivimos en Colegios Mayores y Residencias de CUDESA, y eso tiene que notarse. ¿En qué? En nuestros valores, en nuestra manera de afrontar la vida y de mirar el mundo que nos rodea, en nuestro empeño común de que con pequeños gestos se puede cambiar el mundo. Y por eso desde hace ya muchos años convertimos una semana cualquiera del año en una semana muy grande y especial, una semana de sensibilización: la Semana Solidaria de CUDESA. ¡Qué mejor motivo para reunirnos y festejar que la solidaridad!

            En esta edición dirigimos nuestra mirada hacia África, como continuación del proyecto del año pasado. Concretamente vamos a mirar la realidad de Tanzania, donde queremos apoyar el trabajo de cooperación al desarrollo que la Fundación Carpio Pérez está llevando a cabo con las familias de las viudas del pueblo masai.

           
            Gracias a vuestra colaboración el año pasado se pudo construir allí un parque infantil de juegos al que han bautizado como Parque de CUDESA. Qué bonito pensar que a miles de kilómetros de aquí nos han dedicado un parque. ¡Qué poco ha supuesto para nosotros y cuánto para ellos! Las sonrisas inmensas de los niños jugando y pasándoselo en grande, como luego veremos, han sido sin duda nuestra mejor recompensa. Y es que algo tan simple como jugar, un derecho de la infancia, se hace muchas veces tarea imposible para los niños de aquellas tierras. Y obviamente no por falta de ganas, sino por las condiciones de vida, que muchas veces hacen que tengan que dejar de ser niños antes de tiempo.

            Continuando con el mismo proyecto, este año queremos contribuir a la educación escolar de todos esos niños masai. Por eso vamos a colaborar con la construcción de una biblioteca. De este modo, la semana solidaria de este año quiere dar voz a todos esos niños y convertirse en un alegato en favor del derecho universal a la educación,  porque el desarrollo de cualquier pueblo comienza por la educación.

            Para conseguir este objetivo concreto de la biblioteca y sensibilizarnos con este y otros problemas sociales, tenemos por delante una semana de convivencia intensa en la que compartiremos juegos, deportes, bocata, fiesta, pero sobre todo un sentimiento común: las ganas de cambiar el mundo. Ya sabemos que lo nuestro es solo una gotita de agua en la inmensidad de un desierto de problemas, pero como jóvenes somos optimistas y creemos firmemente que gota a gota el agua es capaz de quebrar cualquier obstáculo. Porque el verdadero cambio no vendrá de grandes acciones, sino de pequeños y constantes gestos que como gotas de agua nos vayan transformando el corazón. Este es el verdadero sentido de la semana solidaria: hacer de nuestros corazones casas de puertas abiertas, corazones dispuestos a escuchar y atender los problemas de los demás.

            ¡Nunca dejéis de creer que un mundo mejor es posible! Los jóvenes de CUDESA estamos y estaremos siempre dispuestos a intentarlo.

            Gracias a todos por colaborar. ¡FELIZ SEMANA SOLIDARIA!